Además, Netflix estaría trabajando en un sistema de reproducción ‘offline’ de sus contenidos.

Son tres anuncios independientes, pero que apuntan a lo mismo: la fuerza del video está llevando a las principales marcas de Silicon Valley a replantearse cuánto de ese contenido pueden ofrecer… y qué tan rápido.

La primera en pegar fue Google, que anunció -como se lo reclamaban numerosas fuentes- que permitirá el ‘streaming’ de contenidos de video desde móviles a su plataforma de YouTube. Por increíble que parezca, el servicio de video más popular del mundo no disponía de un recurso que permitiera a sus usuarios alimentar video en vivo desde sus celulares o tabletas, algo que, en cambio, sí habilitaron hace un tiempo Facebook y Twitter. De hecho, es de esperar que luzca muy similar a Periscope, la ‘app’ de streaming de Twitter.

Por ahora, solo unos pocos usuarios de alto perfil pueden hacerlo, pero la empresa prometió escalar la herramienta a todos sus usuarios “muy pronto”.

Foto: youtubecreator.blogspot.com.co

Casi a la par, Facebook anunció una ‘evolución’ de su Live Streaming graciasa la cual dos usuarios podrán hacer una transmisión conjunta, lo que abre la posibilidad de hacer entrevistas y debates, así como transmisiones más dinámicas. Ese espíritu está también detrás de la integración con MSQRD, una app de entretenimiento que dota de máscaras virtuales a los que la usan. Ahora estos filtros, no muy distintos a los que ha popularizado Snapchat, estarán disponibles en el streaming de Facebook.

El tercer anuncio –que, por ahora no es oficial- va en una dirección contraria, pero es también un testimonio del alto consumo del video en la red. Netflix parece haber dado su brazo a torcer y, tras negarse a considerarlo por años, estaría desarrollando un sistema de reproducción offline de sus contenidos. En otras palabras, los usuarios podrían descargar un episodio de una serie o una película para verlos después, cuando no tengan conexión a la internet. Según LighReading, el sitio web que lo dio a conocer, el anuncio formal ocurriría antes de fin de año.

‘Casi’ en vivo

La semana pasada Twitter, una red social que se hizo a su popularidad permitiendo mensajes de apenas 140 caracteres, anunció que permitirá a sus usuarios publicar videos de hasta 140 segundos. El cambio, que subraya el reciente impulso del cofundador del sitio de micromensajería Jack Dorsey en el área de video, se suma al de que Twitter permitirá que quienes suben videos reciban dinero por su contenido en Vine, usando para eso el programa Amplify Open, que muestra anuncios publicitarios antes de que comience el video.

 

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.