El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, se pronunció frente a la polémica de Facebook y la filtración de datos de usuarios a Cambridge Analytica, durante una sesión sobre la desigualdad global en el Foro anual sobre el desarrollo de China en Beijing el sábado.




Cook pidió normas «bien elaboradas» que impidan que la información de los usuarios sea reunida y utilizada de nuevas maneras sin su conocimiento previo y de forma indebida.

Sus comentarios aumentan la presión sobre Facebook y otras compañías con modelos que dependen de la recopilación masiva de datos para para impulsar productos, servicios y ventas.

Frente al que podría ser el mayor escándalo del mundo de la tecnología en este 2018, Mark Zuckerberg se disculpó tardíamente por fallar en controlar mejor los datos de sus clientes. Cambridge Analytica, firma que resultó tener nexos con la campaña de Donald Trump, acumuló información privada sobre 50 millones de cuentas de sus usuarios. Debido a la situación, las acciones de la red social han caído hasta un 14 por ciento.

«Creo que esta cierta situación es tan grave y se ha vuelto tan grande que probablemente sea necesaria alguna regulación bien elaborada», dijo Cook después de que le preguntaran en la conferencia si el uso de datos debería restringirse a la luz del incidente de Facebook.

«La capacidad de cualquiera pueda saber durante años lo que ha estado buscando, quiénes son sus contactos las cosas que le gustan y las que no y hasta cada detalle íntimo de su vida, desde mi punto de vista, no debería existir».

La capacidad de cualquiera pueda saber durante años cada detalle íntimo de su vida, desde mi punto de vista, no debería existir

Según Cook Apple ha mantenido la preocupación sobre la conciencia de los usuarios al momento de entregar su información si saber a ciencia cierta cómo será utilizada.

«Nos preocupamos desde hace varios años porque las personas en muchos países estaban renunciando a los datos probablemente sin saber muy bien lo que estaban haciendo. Y que con estos perfiles detallados que se estaban construyendo de ellos, algún día algo ocurriría y la gente se ofendería enormemente por lo que se había hecho sin que ellos lo supieran «, dijo. «Desafortunadamente, esa predicción se ha cumplido».

El directivo de la firma tecnológica también se refirió a las medidas promovidas por el mandato de Donald Trump frente a la presencia de las tecnológicas chinas en EE. UU., el aumento de capacidades gubernamentales para revisar los intercambios tecnológicos con el país asiático y también la imposición de aranceles a los productos chinos.

Cook dijo que tenía puntos de vista apasionados sobre el tema. «Los países que abrazan la apertura son excepcionales y los países que no lo hacen, no lo hacen», dijo. «No se trata de repartir las cosas entre los dos lados. Voy a alentar a que las cabezas tranquilas prevalezcan «.

fuente: el tiempo