El gigante de las telecomunicaciones español Telefónica fue víctima el viernes de un incidente de ciberseguridad en su red corporativa que lo obligó a apagar todos los computadores de su sede en Madrid (España) como medida preventiva, señaló una fuente de la compañía. «Es un virus. Estamos esperando a ver qué implicaciones tiene», declaró a la AFP una fuente de Telefónica que no quiso ser identificada.

El virus «ha afectado a unos cientos de computadores aquí en la sede central», añadió esta fuente, que subrayó que el servicio a los usuarios no se ha visto alterado.

Varios medios españoles informaron el viernes a última hora de la mañana que
Telefónica había sido víctima de un pirateo masivo hasta el punto de que sus empleados habían sido avisados por megáfono de apagar con urgencia los dispositivos.

La fuente de la compañía admitió que se utilizó un megáfono pero no confirmó ni el pirateo ni la difusión de un virus malicioso.

Tampoco se ha confirmado que se trate de un ataque de «ramsonware», un virus que es capaz de bloquear un ordenador desde una ubicación remota y que secuestra sus archivos y no los libera hasta que consigue el pago de un rescate. Sin embargo, sí han explicado que en varios de los equipos afectados, en la pantalla se pedía en pago de una cantidad en bitcoins.

Además, han hecho hincapié en que se trata de computadores de la red corporativa y que en ningún momento se ha visto afectado el negocio de la multinacional. Tras su apagado como medida preventiva, se ha procedido el encendido de nuevo de los computadores y muchos de ellos funcionaban con normalidad, han añadido.

Igualmente han asegurado que mientras los equipos han estado apagados, los trabajadores han seguido desempeñando sus funciones, recurriendo  a dispositivos móviles.

Chema Alonso, CDO de Telefónica, señaló en su cuenta de Twitter que la información reportada sobre el incidente ha sido exagerada y que ya se trabaja para solucionarlo.

Un portavoz del grupo energético español Iberdrola explicó a la AFP que también tomaron medidas preventivas al tratarse de «un cliente importante de Telefónica».

«Por precaución hemos apagado también los computadores porque tenemos los servidores albergados por Telefónica. Pero no hay ningún problema, el 100% de las instalaciones están operativas», dijo esta fuente en nombre de Iberdrola.

fuente : el tiempo