Twitter ha detectado un total de 50.258 cuentas automatizadas que estaban conectadas a la injerencia rusa y desde donde se compartió contenido que buscó influir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.




La red social presentó una actualización sobre la investigación que viene realizando periódicamente luego de anunciar su cooperación en las indagaciones del Congreso sobre la injerencia rusa en las elecciones de ese país en 2016.

“A través de nuestro análisis complementario, hemos identificado 13.512 cuentas adicionales, para un total de 50.258 cuentas automatizadas que identificamos como vinculadas a Rusia y a contenido relacionado con las elecciones”, dijo la compañía en un comunicado.

Twitter había anunciado la suspensión de varias cuentas que estaban conectadas a una organización vinculada al gobierno ruso conocida como la Agencia de Investigación de Internet (IRA). De acuerdo con el nuevo informe, la compañía identificó 1.062 cuentas adicionales asociadas con este movimiento, que ya fueron suspendidas. En total, fueron 3.814 cuentas las que se vincularon a IRA desde las cuales se publicaron 175.993 tweets. Según la red social, aproximadamente el 8,4 por ciento de los trinos estaban relacionados con las elecciones.

La compañía envió un mensaje por correo electrónico a 677.775 personas en Estados Unidos que siguieron una de estas cuentas o que tuvieron alguna interacción con ellas. “Como ya hemos suspendido estos perfiles, el contenido relevante en Twitter ya no está disponible públicamente”, dijo.

Por otro lado, Twitter informó que ha bloqueado aproximadamente 523.000 inicios de sesión sospechosos diariamente por ser generados a través de la automatización. Solo en diciembre de 2017, fueron identificadas más de 6.4 millones de cuentas sospechosas a nivel mundial por semana, lo que significó un aumento del 60 por ciento desde octubre del mismo año.

La compañía señaló que trabaja en nuevas estrategias para combatir “la automatización maliciosa” como mejoras en el proceso de verificación telefónica y en el sistema de reCAPTCHA para validar que un ser humano tiene el control de una cuenta. Para este 2018, esperan invertir más en las técnicas de aprendizaje automático que ayudan a detectar los efectos en los usuarios de la actividad de una cuenta falsa.

fuente: el tiempo