En PyeonChang ya cuentan las horas para que empiece el espectáculo. En tan solo 18 días allí comenzarán los XXIII Juegos Olímpicos de Invierno, y se presentan como unos de los más impresionantes de la historia. En Corea están viviendo este evento como un momento crucial y hasta han conseguido unirse con sus vecinos del norte para la ocasión, por lo que es fácil hacerse una idea de lo que significa esta competición para el país asiático.





Nada más y nada menos que 13.000 millones de dólares se ha gastado el gobierno de Corea en los Juegos y nadie quiere perderse una competición que, además de cara y glamurosa, estará rodeada por la tecnología. Este país es conocido por su buen hacer en la industria de la tecnología y muchas empresas han aprovechado esta convocatoria para sacar a relucir sus últimos inventos. Empezando por Samsung, una de las compañías más importantes de esa nación, y terminando por patrocinadores clásicos como Omega o Giro, todos mostrarán en este festival de los deportes de invierno sus mejores galas.

Trajes inteligentes, nuevos trenes, airbags para esquiadores, 5G… Todo apunta a que estos Juegos serán mucho más que una simple competición. Y a partir del 9 de enero lo podremos comprobar.

fuente: el confidencial