Uber despidió a su vicepresidente Anthony Levandowski, un ingeniero que lideró varios proyectos de conducción autónoma en la compañía, luego de que se negó a cooperar en una batalla legal en la que se enfrentan Google y Uber.

La repentina decisión fue informada en un correo interno de Uber a algunos de sus empleados. Un juez federal de San Francisco le había ordenado a Levandowski aportar al proceso evidencias y testimonios, pero él decidió guardar silencio bajo la quinta enmienda de Estados Unidos, para abolir la posibilidad de tener cargos criminales, según informaron sus abogados.

“En los últimos meses, Uber ha aportado pruebas significativas a la corte para demostrar que nuestra tecnología de conducción autónoma ha sido creada independientemente. Durante ese mismo período, Uber le ha solicitado a Anthony colaborar con la corte para ayudarla a conocer los hechos y, en última instancia, para ayudar a probar nuestro caso«, escribió Ángela Padilla, asesora general de Uber para litigios, en el correo electrónico de comunicación interna.

En el mismo, la empresa explica que la solicitud al ingeniero fue hecha el pasado 15 de mayo y que la falta de cooperación de Levandowski afectó la defensa de Uber ante Waymo.

Waymo, la empresa de carros autónomos de Alphabet, casa matriz a la que pertenece Google, interpuso en febrero de este año una demanda a Uber por robo de propiedad intelectual, al parecer, información sobre la tecnología con la que operan los carros autónomos.

Levandowski trabajaba en Waymantes antes de Uber. Google lo acusó de llevarse 14.000 archivos confidenciales. Cuando se retiró, fundó Otto, una empresa que desarrolla una tecnología similar y que Uber adquirió por 680 millones de dólares.

Alphabet, conglomerado al que pertenecen Google y Waymo, también dijo que que su exempleado fue remunerado con 120 millones de dólares y que mientras trabajó con ellos estaba creando Otto.

A mediados de mayo, un juez declaró que Uber podía seguir trabajando en el desarrollo de los carros autónomos, pero le dio un plazo hasta el 31 de mayo para que los documentos robados fueran devueltos a Waymo.

Uber dijo que en caso de que Levandwoski haya robado los documentos, estos no han sido utilizados en el desarrollo del proyecto de conducción autónoma, pues su tecnología ha avanzado de forma independiente.

No obstante, según Waymo, la implementación de Uber al sistema Lidar (que detecta por medio de láseres lo que se encuentre alrededor del vehículo e identifica tiempo y distancia ) cuenta con elementos “muy similares” a los de Alphabet, que ha estado invirtiendo millones de dólares para desarrollar la compañía.

fuente : el tiempo