Ayudar a las empresas para que no pierdan sus ventas y controlen sus inventarios hacen parte de las labores de Technoapes, la empresa colombiana que, por su tecnología en este servicio, ocupó el segundo lugar en un concurso en el que la Nasa se llevó el gran galardón.





Lo que hace este emprendimiento colombiano es aprovechar una tecnología denominada RFID (por sus siglas en inglés, identificación de radio frecuencia) para crear una solución que permite en buen tiempo registrar el inventario que tenga una compañía u organización.

Un vídeo publicado en su sitio web muestra cómo una persona, equipada de un escáner, pasa rápidamente el artefacto sobre los productos que hay en una bodega, este, por medio de pitidos, anuncia que los objetos están siendo contados, es así como de una manera eficiente esta solución tecnológica ayuda en procesos de logística y cadena de suministro.

Específicamente, Technoapes fue galardonada como la segunda mejor implementación de RFID en el Journal Live Awards 2017, lo anterior por el despliegue que tuvo su solución tecnológica en la, también empresa colombiana, Mario Hernández.

Pero a este premio se le suma el reconocimiento que obtuvo por la Nasaal comunicarle su admiración por la tecnología que logró desarrollar. Vale pena mencionar que Technoapes, en el mismo concurso, también participó y superó a otros gigantes como Honda, Hewlett Packard y Delta Airlines.

Según información entregada por Technoapes a este medio, sus clientes se encuentran en sectores como el retail (comercios que venden al por menor como supermercados y tiendas de ropa), floricultor y consumo masivo, entre otros. Afirma que para mejorar sus servicios han establecido alianzas con organizaciones de talla mundial, como desarrolladores de software e implementadores de soluciones.

Después de este reconocimiento, la empresa continúa creciendo en materia de ofrecer soluciones en control de mercancías, indicadores de gestión, control de despachos, mantenimiento y control de líneas de producción en tiempo real, entre otros.

fuente : el espectador




Abrir chat