EE.UU. desplegara de manera permanente aviones de combate no tripulados Gray Eagle en su base aérea militar de Gunsan, a 274 kilómetros de Seúl (Corea del Sur), según fuentes militares a las que ha tenido acceso la agencia de noticias surcoreana yonhap.

Esos drones pueden equipar cuatro misiles antitanque Hellfire y otras tantas bombas de alta precisión GBU-44/B, además de portar misiles aire-aire Stinger. Asimismo, las aeronaves alcanzan alturas máximas que rondan los 8.800 metros y poseen un rango de acción de 400 kilómetros, con una autonomía de vuelo que ronda las 36 horas.

Con esas características, los Gray Eagle diseñados por la compañía General  Atomics serían capaces de atacar instalaciones militares de Corea del Norte y, en caso de guerra, hasta de destruir el mando central de Piongyang.

El diario » The washington » indica que estos sistemas de vuelo ya han realizado misiones de combate en Irak, como parte de la campaña contra el grupo terrorista Estado Islamico que desarrolla la coalición occidental.

fuente : rt